El impactante documental de Netflix que los televidentes comparan con El estafador de Tinder

Posted on

Si la difusión de El estafador de Tinder había generado mucha polémica, la nueva serie documental de Netflix parece que no se quedará atrás.

Bad Vegan: Fama, fraudes, fugitivos, retrata la historia de Sarma Melngailis, la dueña de un exitoso restaurante de comida vegana en Nueva York, que terminó acusada en una corte federal por fraude.

Melngailis no llegó a esa instancia en soledad. Fue la relación que mantuvo con su ahora exmarido Anthony Strangis, a quien ella conocía como Shane Fox, la que determinó una serie de eventos increíble. La “reina de la comida vegana” pasó de codearse con famosos en Hollywood a enfrentar serios problemas legales en cuestión de años.

El vínculo que desarrolló con su marido fue paradigmático. Según el documental, él la convenció a través de Twitter con una insólita propuesta. A cambio de tomar dos millones de dólares de la cuenta de su restaurante, Pure Food and Wine, le ofreció convertirla a ella y a su perro en inmortales. Sí, inmortales.

Después de casarse con ese sujeto, la vida de Melngailis cambió drásticamente y se salió de control, a tal punto que varios televidentes se preguntaron en las redes sociales si acaso esta historia no es mucho peor que la del estafador de Tinder por el nivel de maldad que contiene.

La chef de alto perfil, que intercambiaba likes con Bill Clinton y Alec Baldwin en Twitter, se fotografiaba con Owen Wilson, y era portada de las revistas gastronómicas más prestigiosas terminó de la peor manera, se declaró culpable de fraude, evasión impositiva, robo a gran escala y conspiración en 2019.

Melngailis que dio su versión de la historia para el documental de Netflix responsabilizó a su marido de los actos ilícitos. Dijo que actuó manipulada por la relación y que estuvo sometida a una presión constante, una situación que puede advertirse incluso a través de los audios de sus conversaciones que forman parte del documental.

Mientras Fox desaparecía en reuniones con supuestos inversores que no aparecían, Melngailis comenzó a utilizar cada vez con más asiduidad dinero de Pure Food and Wine para hacer frente a los giros de dinero que demandaba su marido. La situación desembocó en el cese de pago a los empleados y en la caída de la reputación del lugar.

El documental incluye también el testimonio de trabajadores, amigos, inversores y familiares que llegaron a tener algún tipo de vínculo con la chef y pudieron advertir su cambio de actitud, más allá de que su version les resulte creíble o no.

Después de vender el restaurante, y solicitar múltiples préstamos, las deudas comenzaron a perseguirlos y llegaron a utilizar otra identidad para evadir a sus acreedores. Luego de un viaje a Las Vegas, pasaron 40 días alojados en un hotel en Sevierville, Tennessee. Melngailis terminó detenida cuando dio su nombre real al pedir, paradójicamente, una pizza.

El director del documental, Chris Smith, consideró simplemente increíblemente los sucesos de la historia. “Pensé que podíamos ayudar a explicar cómo ella fue de un punto A a un punto B. Eso en sí mismo sería una hazaña”, dijo a la revista Variety.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *