Joe Locke habla sobre Heartstopper, el nuevo éxito de Netflix, y la importancia de las historias de amor LGTB+

Posted on

Joe Locke no esperaba que Heartstopper, de Netflix, fuera un éxito instantáneo. Siempre es difícil saber con exactitud cuántas personas ven las series de Netflix, pero Heartstopper encabezó la lista Trending TV de Variety con un amplio margen, tiene críticas casi redondas en Rotten Tomatoes y triunfa en Twitter entre el colectivo LGTB+. Locke, que interpreta el papel principal en esta historia de madurez y adolescentes queer, siempre la vio como una “pequeña serie” con “un pequeño presupuesto”, explica. La ficción, basada en una novela gráfica de la autora británica Alice Oseman, narra el romance entre Charlie Spring (Locke), un joven tímido que se siente cómodo con su identidad queer, y Nick Nelson (Kit Connor), un popular jugador de rugby heterosexual. “Es maravilloso que una serie basada en gente queer, hecha por gente queer y con personajes mayoritariamente queer haya llegado al gran público”, apunta Locke.

Heartstopper es una serie desenfadada que celebra la fluidez de la sexualidad, el amor y la adolescencia con matices y mucha alegría. También es el debut actoral de Locke, que fue seleccionado entre otros 10.000 aspirantes en un casting abierto. El joven, de 18 años, aún está terminando sus estudios en el instituto Ballakermeen, en la Isla de Man (de 85.000 habitantes), frente a la costa noroeste de Inglaterra, y entre los exámenes finales sacó un rato para charlar con GQ sobre Heartstopper, la representación LGTB+ y el amor.

¿Qué te atrajo exactamente del guion cuando lo leíste por primera vez?

Alice [Oseman] tiene una forma maravillosa de crear personajes ricos y complejos que resuenan mucho en la gente. La historia de Charlie es fácil de entender para muchas personas queer. En cuanto leí el guion, vi a Charlie como una versión más introvertida de mí mismo. Pensé: “Dios mío, es que soy yo. No me lo puedo creer”.

Me encanta cómo el guión habla del amor queer, algo de lo que todavía no se escribe mucho. Me encanta lo libre que es el amor LGTB+ en Heartstopper. Los personajes nunca se arrepienten de lo que son, y nunca se avergüenzan de ellos mismos. Es muy estimulante. El ambiente en el rodaje era siempre alegre y optimista, y me entusiasmó el hecho de estar creando una historia queer con esos matices. Ese ambiente se refleja muy bien en la serie.

Courtesy of Netflix

¿Qué es lo que te parece más difícil de transmitir sobre el amor queer?

Hay muchos aspectos sobre ser queer y el amor queer sobre los que nadie ha escrito. Es estupendo formar parte de una serie que, con suerte, abrirá las puertas para que otras personas se sientan más cómodas escribiendo sus historias. Quiero que el público queer más joven sepa que deben celebrar quiénes son. Ser queer es maravilloso.

¿Qué consejo le darías a alguien que está enamorado de una persona que aún no ha salido del armario?

Es una pregunta difícil. Yo diría que hay que ser comprensivo y paciente. Cada uno tiene su propio ritmo. Es importante que ambas personas se den prioridad a sí mismas y a la vez intenten crear una vida en común y acompañarse mutuamente.

¿Crees que interpretar a Charlie Spring ha cambiado tu forma de valorarte a ti mismo?

Desde luego, creo que sí. En general, he aprendido a apreciar mucho más a las personas de mi entorno tras interpretar a Charlie. Charlie es la persona más cariñosa del mundo, y creo que en mis relaciones no siempre he sido así. Ahora intento interiorizarlo y parecerme más a él. Es majísimo, y me gustaría que la gente de mi entorno también pensara eso de mí. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *