La última cancelación de Netflix permite entender dónde está la línea que separa el éxito del fracaso

Posted on

Netflix suma una nueva baja en Estados Unidos. La serie Cómo entrenar a un superhéroe, Raising Dion en su versión original, ha sido cancelada tras dos temporadas. “¡Gracias por el increíble apoyo de nuestros maravillosos fans!”, decía la actriz Sammi Haney en las redes sociales, ya que era de la opinión que la segunda temporada “fue un éxito, al igual que la primera”. ¿Pero es eso cierto?

Cómo entrenar a un superhéroe, que se centra en el desafío que representa para una madre soltera de educar a un hijo con habilidades especiales, no obtuvo malos datos al volver con la segunda temporada el pasado 1 de febrero. Obtuvo un consumo de 49 millones de horas en sus primeros días, quedando en segundo lugar entre las series más vistas en lengua inglesa en la plataforma solo por detrás de La mujer de la casa de enfrente de la chica de la ventana, y acabó acumulando un total de 108,7 millones en las primeras cuatro semanas en el catálogo.

Vieron de la serie 108,7 millones horas en sus primeras cuatro semanas, por debajo de los 143 millones obtenidos por ‘Locke and Key’, que sí mereció la renovación

¿Eran estas cifras las de un fenómeno de Netflix? Por supuesto que no están a la altura de las 656 millones de horas vistas de la segunda de Los Bridgerton o los 511 millones de ¿Quién es Anna?, las dos series que están monopolizando más visionados en la plataforma. Pero tampoco se movía en el mismo terreno.

El objetivo de la serie era atraer al público infantil, juvenil y de perfil familiar con un entretenimiento de superhéroes basado en el cómic de Dennis Liu. A su favor tenía, además, la presencia de Michael B. Jordan como productor ejecutivo y actor ocasional, el actor conocido por Creed (o sea, las secuelas de Rocky) y haber sido el villano de Black Panther. ¿Acaso no quería Netflix mantener una buena relación con la estrella de cine?

Emilia Jones, protagonista de 'Locke and Key' y de 'Coda', la ganadora de los Oscars.

La tercera temporada de ‘Locke and Key’ será la última. Podrá despedirse de la audiencia a diferencia de ‘Cómo entrenar a un superhéroe’. 

AMANDA MATLOVICH/NETFLIX

Pero estos 108,7 millones de horas vistas no han sido suficientes y, si comparamos con una propuesta de corte similar como Locke and Key, otra serie de perfil juvenil, de corte fantástico y que requiere sus efectos visuales, no han sido suficientes por muy poco. Y es que Locke and Key, que estrenó su segunda temporada en octubre, sí fue renovada por Netflix para una tercera y última tanda de episodios. ¿Y qué datos hizo? 143 millones de horas consumidas en sus primeras cuatro semanas.

Esto coloca la fina línea de la cancelación entre los 108,7 millones de horas vistas y los 143 millones, por lo menos cuando estamos hablando de ficción juvenil y que pueda ver toda la familia. Otra cancelación dolorosa de los últimos meses en este terreno fue el de El club de las canguro, aunque en ese caso los datos aparentemente fueron desastrosos a pesar de las maravillosas críticas que recibía la serie: únicamente entró en la lista de las 10 más vistas en su primera semana con 17 millones de horas.

Lee también

Leave a Reply

Your email address will not be published.