Mazepin habla sobre la guerra de Ucrania y la polémica de Netflix

Posted on

Cargar el reproductor de audio

Nikita Mazepin ha hablado por primera vez desde que fue despedido del equipo Haas, y no solo lo ha hecho en temas que parecían tabú como la invasión de Rusia a Ucrania, sino también de la cuarta entrega de la serie documental de NetflixDrive To Survive‘, en la que el cuarto episodio se revela una polémica no filmada hasta ahora entre la escudería estadounidense y la familia Mazepin durante en la campaña 2021 de Fórmula 1.

El ruso perdió ante su compañero Mick Schumacher en las primeras carreras de su temporada de debut, lo que provocó las primeras sospechas por parte del piloto sobre que el germano había recibido un chasis mejor que el suyo. Esas acusaciones siempre fueron negadas por el jefe de Haas, Guenther Steiner, pero causaron problemas entre bastidores.

Más noticias relacionadas con la Fórmula 1:

Drive To Survive mostró por primera vez una conversación entre el asesor de Haas, Jesper Carlsen, y Dmitry Mazepin, el padre de Nikita, que con su empresa de fertilizantes Uralkali era el patrocinador principal del equipo hasta que la escudería estadounidense puso fin al acuerdo el 5 de marzo de 2022.

Mazepin padre y la amenaza a Günther Steiner

Dmitry amenazó en el fin de semana del Gran Premio de España de 2021 al afirmar: “Enviaré una carta oficial diciendo que acabaremos con el financiamiento y dejaremos de correr aquí”. Esta era una forma en la que buscaba presionar para tratar de intercambiar los coches porque sentía que uno era mejor que otro.

Nikita habló públicamente por primera vez en Spielberg, cuatro carreras después del incidente de Barcelona, sobre que su chasis era más pesado que el de Schumacher, algo que confirmó Steiner, y que tuvo que ver con las reparaciones. Sin embargo, el italiano siempre subrayó que la diferencia era mínima, y a partir de Spa-Francorchamps, el piloto ruso recibió un chasis diferente.

Stephen Sackur, de la BBC, ha preguntado ahora a Mazepin sobre las tensiones mostradas por Netflix, y las ha comparado con un chantaje: “Fue una situación difícil porque cuando llegas a un equipo de Fórmula 1, esperas que los dos coches sean iguales”.

“Incluso si se trata de un equipo pequeño en comparación con otros, donde quieres que te traten con igualdad, por eso luchamos mi padre y yo”, explica Mazepin.

La foto de Putin con Mazepin sigue en Instagram

El ruso de 23 años también se enfrenta a acusaciones en relación con la guerra de Ucrania. En su cuenta de Instagram todavía hay una foto sin borrar en la que aparecen él y su padre con el presidente ruso Vladimir Putin. Y a diferencia de otros deportistas del país, todavía no se ha distanciado de Putin ni ha condenado la guerra.

 

Sackur aborda el tema en la entrevista de la BBC sin sutilezas superfluas y concluye, a partir de la publiación de Instagram, que Mazepin es un seguidor de Putin. Lo que este último no acepta: “Stephen, eso no es correcto. Soy ciudadano de mi país. Nací y me crié en Rusia”.

“Mi única conexión con el presidente de mi nación es a través del deporte que practico. Cuando lo conocí, fue en el autódromo después de ganar una carrera, por lo que recuerdo. De eso hablamos. Era el único piloto ruso en la Fórmula 1, así que esa es la conexión, porque la Fórmula 1 es la máxima categoría del automovilismo”, dijo Mazepin.

¿Qué dice Mazepin sobre la reunión de su padre con Putin?

Pero Sackur no cejó en su empeño en la entrevista y también sacó a relucir una reunión que el padre de Mazepin tuvo con Putin cuando la guerra en Ucrania ya había comenzado, una situación que el expiloto de F1 defiende: “Uralkali suministra fertilizantes al mundo. No solo a Rusia, sino que es responsable de la seguridad alimentaria y el hambre en el mundo”.

“La empresa controla alrededor del 35% del mercado mundial y se asegura de que la gente tenga alimentos, esté sana y sobreviva. Por eso se celebró esta reunión, es una industria clave para el país, pero también para el mundo entero”, expresó.

A Mazepin le resulta difícil distanciarse satisfactoriamente del entrevistador, en una conversación titulada “HARDtalk”. Al menos admite que es “muy doloroso a muchos niveles” ver lo que está ocurriendo y, al mismo tiempo, condena enérgicamente las sanciones contra el gobierno ruso y a algunos de sus habitantes.

Mazepin y su padre están en la lista de sanciones de la Unión Europea, y el ruso no está conforme: “No estoy de acuerdo con las sanciones y pienso luchar contra ellas. Tal vez ahora no sea el momento adecuado. Si miramos toda la situación, cómo se trata a los atletas, es cancelar la cultura contra mi país”.

Por qué Mazepin prefiere no decir nada sobre la guerra

Sobre que no se le permite calificar la situación en Ucrania de “guerra” o “invasión”, según el gobierno ruso, porque de lo contrario se enfrentaría a problemas con las autoridades, Mazepin dice: “Hay riesgos en todos los lados, Stephen. No importa lo que diga o haga, siempre hay un ejército de críticos esperando para desmontar cada cosa que diga”.

Ante esto pide que se comprenda su situación: “Tengo 23 años y, sinceramente, es muy difícil gestionar cosas así”. Y añade: “Voy a ser sincero, veo enormes riesgos en hablar. Nunca voy a complacer a todo el mundo, por eso no digo nada al respecto en público”.

Aunque Mazepin ya no puede correr en la Fórmula 1, no está de brazos cruzados. Mientras, según sus propias declaraciones, ha creado una fundación para ocuparse de las preocupaciones de los atletas, principalmente rusos y bielorrusos, que fueron desterrados debido a la guerra de Ucrania y ya no pueden practicar su deporte, como le ocurrió a él mismo.

“El propósito por el que creé esta fundación es que la gente tenga una opinión. Apoyo a los que quieren expresar su opinión, pero yo soy uno de esos deportistas que quieren reservarse sus opiniones. Y creo que es un derecho muy importante que tiene todo el mundo, por lo tanto, no voy a comentarlo en público”, dijo.

Mazepin: contrato con Haas hasta finales de 2024

El piloto dice que tenía un contrato de cuatro años con Haas que concluiría hasta el final de 2024. El patrocinio titular por parte de Uralkali era “un acuerdo separado”, señala. Aunque esté claro para todos los que conocen el sector que, por supuesto, el patrocinio estaba vinculado a la estancia de Mazepin en la F1.

Su desafortunada forma de abordar la guerra de Ucrania a los ojos de algunos observadores no fue la primera controversia que rodeó a Mazepin. En 2016, cuando aún pilotaba en la Fórmula 3, dio varios puñetazos en la cara a su rival Callum Ilott por obstruirle en una vuelta rápida. Además está el capítulo a finales de 2020 cuando tocó a una mujer sin su permiso, y que sigue siendo recordado por la mayoría de los aficionados al Gran Circo.

Mazepin, cuando se le preguntó al respecto en la entrevista de la BBC, explicó: “Nunca es fácil crecer. Uno lo hace y aprende de sus errores. En mi caso, asumí toda la responsabilidad. Para ser sincero, no estoy orgulloso de ello, pero esos fueron los errores de un joven”.

Conoce la trayectoria de Nikita Mazepin en el automovilismo:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *