Netflix y Twitter: Se transforman y no necesariamente para bien | ANÁLISIS | Streaming | Redes sociales | Políticas de uso | Estrategia | Suscriptores | Usuarios | Elon Musk | ECONOMIA

Posted on

Por primera vez en 10 años, la plataforma de ‘streaming’ Netflix registró pérdidas de suscriptores. Dicho resultado estuvo acompañado de una caída en la Bolsa de Nueva York de 25% y una pérdida de US$30.000 millones en su valor de mercado.

Este era un panorama que Netflix tenía previsto. Así lo comentó Spencer Adam Neumann, director financiero de Netflix, después de que fue publicado el reporte de ganancias del primer trimestre del 2022.

LEE TAMBIÉN | Southern Perú reiniciará actividades en Cuajone tras retomar control del reservorio de Viña Blanca

La inflación, paralización de rodajes, nuevas disposiciones de suscripción y el cierre de Netflix en Rusia que significó 700 mil abonados menos, más 600 mil perdidos por el aumento de precios en Estados Unidos y Canadá, desencadenaron esta situación.

Según Gregorio K. Peters, director de Producto de Netflix, la penetración de la empresa en el mercado posee dos grupos de públicos ya enganchados con la marca: aquellos que pagan por el servicio y los que acceden con cuentas de otras personas. Este último es un nicho de mercado que Netflix ha decidido explotar y conquistar para generar ingresos que le permitan seguir creando contenido de calidad. Esto debido a que –tal como comentó Teodoro A. Sarandos, Co-CEO y director de contenido de Netflix– la empresa ha invertido alrededor de US$18.000 millones en contenido durante el año y pretenden seguir invirtiendo.

LEE TAMBIÉN | Demanda de autos seminuevos creció 14% en primer trimestre, de acuerdo a OLX Autos

Análisis de la estrategia

Para Ricardo Chadwick, partner & executive creative director de Fahrenheit DDB Perú, estas estrategias no son una sorpresa, ya que la pérdida de suscriptores se inició debido al consumo acelerado de contenido que produjo la pandemia. Ello hizo que los usuarios buscaran otras plataformas.

Sin embargo, “en la medida en que Netflix renueve su contenido bajo la misma calidad, un grupo [de los que se fueron] regresará”, dijo.

En tanto, para Miguel Ugaz, socio fundador de Mu Marketing & Content Lab, más allá de que Netflix le esté quitando libertades y beneficios a sus usuarios (compartir cuentas), el apuntar a contenidos masivos y descontinuar aquellos de culto que generaban mayor conexión con audiencias también juega en contra para el éxodo de suscriptores.

A su turno, Erick Iriarte, principal partner and chief of Information Technology Law Area, sugiere que Netflix debe apostar por estrategias que le permitan seguir generando contenido diferenciado: uso desde múltiples dispositivos, opciones de cuentas múltiples, incorporar contenido de diversas regiones y estar atentos a la ciberseguridad y de calidad del servicio.

LEE TAMBIÉN | Por qué la transparencia y las asociaciones son fundamentales para invertir en nuestro planeta

El caso de Twitter

El 15 de abril, Elon Musk, fundador de Tesla, anunció su deseo de comprar la red social Twitter poniendo sobre la mesa la opción de compra de US$54,20 por acción. La propuesta de Musk valorizó la compañía en US$43.390 millones. El magnate ya contaba con una participación del 9,2% de la plataforma social, lo que representa US$2.900 millones.

La oferta fue lanzada tres días después de que Musk rechazara formar parte del directorio de Twitter. Según una carta de Musk dirigida a Bret Taylor, presidente de la red social, el empresario habría invertido porque creía en el potencial de la plataforma y la libertad de expresión que esta demostraba. Sin embargo, una vez realizada la inversión, se habría dado cuenta de que era “imperativo” transformarla en una empresa privada no cotizada.

En opinión de Iriarte, comprar Twitter para ser el único dueño convierte la decisión de Musk en una decisión política, aunque pueda tener un punto funcional desde la perspectiva que el empresario tiene sobre la libertad, “termina siendo un problema al ser una plataforma menos abierta y más guiada por una nica visión”, comenta.

ENCUENTRA EN ECONOMÍA | Cencosud: Horst Paulmann dejó el directorio de la compañía después de 43 años

Para Chadwick, Twitter tiene una gran influencia mundial capaz de iniciar guerras o derrocar presidentes.. Es por ello que el interés del hombre más rico del mundo sobre ella, a pesar de que sus motivos puedan ser nobles, rompe el equilibro hasta el punto de llegar a movilizar a un grupo de Silicon Valley para impedirlo, utilizando la estrategia de la “píldora envenenada”, maniobra usada para evitar que Musk adquiera más del 15% de la empresa al permitirle a los demás socios comprar acciones a mitad de precio, aumentando el número de títulos en circulación.

Propuestas como las de Musk para Miguel Ugaz, son preocupantes pero es importante no perder de vista los ‘bots’, algoritmos y, sobre todo, la toma de decisiones a base de la burbuja de Twitter de políticos, por ejemplo.

Para Iriarte este contra ataque de Twitter puede tener éxito, sin embargo, no hay que perder de vista que Musk puede también tomar el camino largo y comprar acciones de manera directa e indirecta hasta tener su mayoría.

Además…

Datos Netflix

A pesar de la perdida de suscriptores, Netflix registró como beneficios en los primeros tres meses US$ 6.000 millones, 9,8% más con respecto al mismo periodo del 2021.

La ralentización del crecimiento generó una caída en las ganancias de 6%, es decir, US$ 1.600 millones.

Según datos expuestos por Netflix, de los 222 millones de cuentas de pago activas, más de 10 millones se comparten entre personas o familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.