¿Spotify irá por el mismo camino que Netflix?

Posted on

¿Spotify irá por el mismo camino que Netflix?

La oferta de streaming, ya sea vídeo o audio, tuvo un gran impulso durante la pandemia. Pero los números han ido retrocediendo a medida que la vida a vuelto a la normalidad alrededor del mundo. Un ejemplo de ello fueron los números de Netflix que decepcionaron a muchos. ¿Pero Spotify Tech podría seguir el mismo camino? Nos responde Anna Nicolaou en Financial Times.

Durante la última semana, Hollywood y Wall Street han sido consumidos por la caída del precio de las acciones de Netflix. La pregunta primordial ha sido: ¿el streaming es realmente un mal negocio?

Tal vez ninguna empresa se haya visto afectada por el cambio repentino que Spotify, que ha perdido casi un 25% de los niveles justo antes del tropezón de Netflix. Al igual que esta última, el valor de mercado de Spotify se ha reducido a menos de un tercio de su máximo pandémico a menos de 19 mil millones de dólares.

La capitalización de mercado de Spotify es aproximadamente el doble de sus ingresos de 10 mil millones de dólares el año pasado. En comparación, la capitalización de mercado de Netflix de 88 mil millones de dólares es aproximadamente tres veces sus ingresos de 2021.

¿Cuáles son sus similitudes?

Existen claras similitudes entre Spotify y Netflix. Ambos fueron los pioneros del streaming en sus respectivas industrias. Ambos han logrado captar cientos de millones de suscriptores y construir marcas conocidas en todo el mundo. Ambos están bajo presión para seguir produciendo un rápido crecimiento de suscriptores, porque los precios de sus acciones dependen de esto. Ambos han pasado los últimos años buscando en el mundo nuevos suscriptores.

¿Cuáles son las diferencias?

Sin embargo, las similitudes en su mayoría se detienen ahí. El negocio de la música tiene una dinámica muy diferente a la de la televisión y el cine.

Primero, la música está altamente concentrada: cuatro entidades controlan casi el 80% del catálogo de música de Spotify. La televisión es fragmentada y compleja. Docenas de estudios, que van desde pequeños hasta grandes, producen los éxitos que vemos en la pantalla chica.

En segundo lugar, no posee su propio contenido, con la excepción de su impulso de podcast más reciente. Spotify intentó entrar de puntillas en la música hace unos años, fichando a una docena de artistas desconocidos. Las principales discográficas se indignaron y la firma lo abandonó. Mientras tanto, Netflix se ha convertido en uno de los estudios más grandes de Hollywood a base de dinero y voluntad.

En tercer lugar, Spotify vende un producto casi idéntico al de sus competidores. Claro, hay diferentes listas de reproducción e interfaces. Pero Spotify, Apple, Amazon, Google y muchos otros están vendiendo acceso a los mismos 80 millones de canciones. Sin embargo, Netflix ofrece programas diferentes a los de Disney o HBO Max.

Algunas de estas diferencias, en el pasado, parecían ser una debilidad para Spotify. El hecho de que ofrezca el mismo producto que las empresas tecnológicas más ricas del mundo (Apple, Google y Amazon) ha dificultado que Spotify aumente el precio de sus suscripciones. Su suscripción premium todavía cuesta 10 dólares por mes en los EE. UU., lo mismo que cuando se lanzó en 2011.

Con la inflación en los EE. UU. alcanzando máximos de 40 años, los estadounidenses están reconsiderando sus presupuestos. Pagar 10 dólares al mes por prácticamente todas las canciones del mundo es relativamente barato en comparación con Netflix, que cuesta 16 dólares al mes por su paquete estándar en los EE. UU. y solo ofrece una fracción de la televisión y las películas disponibles. Pagar cero dólares al mes por la opción gratuita de Spotify con anuncios puede ser una oferta aún mejor para algunos.

Ha sido un poco confuso ver a Wall Street cambiar de opinión tan rápido sobre los streamers. Sí, las tasas de interés finalmente están subiendo y las acciones de crecimiento exageradas han visto cómo se reducen sus múltiplos de valoración. Pero los desafíos del modelo de transmisión siempre han estado a la vista. El negocio de Spotify es, en pocas palabras, difícil. No posee el producto que vende: la música. Por lo tanto, pagó 7 mil millones de dólares en regalías en 2021. Como resultado, es un negocio de bajo margen. El año pasado, Spotify obtuvo solo 94 millones de euros en ingresos operativos sobre 9.700 millones de euros en ingresos.

Spotify Tech cerraba la sesión del miércoles con un gap bajista hasta los 96.67 dólares siguiendo con la corrección y el último cruce de medias móviles, la de 70 periodos por debajo de la de 200 periodos, nos daría una señal bajista. Mientras, los indicadores de Ei se muestran en su mayoría bajistas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *