The Adam Project, de Netflix, es una película de Ryan Reynolds con mucho corazón

Posted on

The Adam Project, en Netflix desde el pasado viernes, es el resultado de una dinámica que la plataforma lleva aplicando ya muchos años. Recordemos, por ejemplo, las conclusiones que muchos columnistas y críticos culturales extrajeron del éxito de Stranger Things, una de las producciones más influyentes de Reed Hastings y los suyos, y una que ha marcado el devenir de su ficción original. 

Teniendo en cuenta que gran parte del público objetivo de Netflix son early millennials, personas nacidas más o menos entre comienzos y finales de los 80, qué mejor estrategia para unirlos a todos en una serie mainstream que recurrir a convenciones del cine juvenil de terror, aventuras y ciencia ficción de entonces, donde esta audiencia se siente tan cómoda. Y más en una era de sobreproducción de títulos audiovisuales: con tantas películas y teleseries, buena parte de los espectadores prefieren quedarse con lo conocido, con lo que ya les suena, con lo que les hace sentir a gusto. 

El análisis que, de nuevo, muchos columnistas y críticos culturales proponen sobre esta tendencia es que, con su estilización de los arquetipos de esos géneros (con Steven Spielberg como gran icono), se produce a su vez una estilización del pasado al que se refieren. ¿Eran los años 80 tan felices como nos hacen creer? ¿Todos los niños estadounidenses vivían en idílicos barrios residenciales? ¿Qué hay, por ejemplo, de la criminalidad, la crisis social y los estragos de las drogas en ciudades como Nueva York? ¿Y si trasladamos todo esto a España?

Algunas de estas ideas rondan nuestra cabeza mientras vemos The Adam Project, porque, aunque con algunas diferencias, es una película orgullosa de su nostalgia. De hecho, el nombre detrás del proyecto (nunca mejor dicho) es el del tipo que ha perfeccionado todo eso de lo que hablábamos más arriba. Se trata de Shawn Levy, productor y director de series como Stranger Things o Esta mierda me supera, pelis como Noche en el museo, De amor y monstruos y Free Guy, y próximo realizador de la saga Deadpool

En estas dos últimas producciones podemos apreciar la alianza que Levy ha establecido con Ryan Reynolds, fichaje estrella de Netflix y protagonista de este último largometraje. Pero, ¿de qué va exactamente The Adam Project? Adam Reed (Reynolds) es un piloto de caza de 2050 que, en una misión en la que tiene que viajar a través del tiempo a 2018, acaba en 2020. Allí, mientras intenta recuperarse en el hogar familiar de una herida en el abdomen, tras un ataque a su nave, conecta con Adam (Walker Scobell), su yo de 12 años. 

Content

This content can also be viewed on the site it originates from.

The Adam Project, en Netflix

Tras un cúmulo de enredos en los que nos queda claro que el Adam adulto odia todo lo que tiene que ver con su infancia, entre otras razones por el bullying y por la muerte de su padre (científico que dio con la clave de los viajes en el tiempo), ambos se unen para lograr lo que el recién llegado se había propuesto en un primer momento. Descubrir dónde se encuentra su esposa, perdida en otra misión intertemporal, y dar con el origen de los conflictos que suceden en 2050.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *